Promese apuesta a tecnología y a buenas prácticas para el abastecimiento de hospitales

Promese apuesta a tecnología y a buenas prácticas para el abastecimiento de hospitales

SANTO DOMINGO.-A pesar de los esfuerzos hechos para suplir de insumos y medicamentos a los 182 hospitales de la red pública nacional, hay una brecha de desabastecimiento de un 33%.

La tasa era mayor cuando se produjo el pico infeccioso del Covid-19 en el país durante los meses de julio y agosto, cuando del 100% de lo programado para entregar a los centros solo se cumplió un 57% y con retrasos en la entrega de hasta dos meses.

Causa del problema
De acuerdo al director del Programa de Medicamentos Esenciales y Central de Apoyo Logístico (Promese/cal), Adolfo Pérez De León, la causa de este retraso se debió, en parte, a un cúmulo de productos adquiridos por la gestión pasada que no fueron registrados en inventario.

— publicidad —

“Esto significa una serie de productos contratados, adjudicados, que debieron entrar a los almacenes de Promese, pero por una mala gestión de operaciones en los almacenes no se hizo. Por tal razón, el cumplimiento se colocó en un 57%”, dijo Pérez.

¿Cómo lo enfrentó?
Al participar de los coloquios de EL DÍA, Pérez de León afirmó que la primera decisión que tomó fue revisar los productos adjudicados para acelerar su introducción a los almacenes.

“Con las decisiones que estamos tomando en apenas dos semanas más estaremos alcanzando un nivel de cumplimiento de 85%, sin embargo, eso no quiere decir que se suplirá la totalidad de los medicamentos que demanda el hospital, porque esto es muy dinámico”, explicó.

Señaló que algunos productos pedidos no están en existencia en Promese/Cal, lo que les impide completar el 100% de la necesidad de cada hospital.

Institución endeudada
Al asumir su cargo, dijo, encontró una situación financiera precaria y de desorganización total en sus almacenes y una deuda de más de 800 millones de pesos, con los despachos paralizados.

Además, afirmó, encontraron órdenes de despacho en atraso de 112 suplidores. “Esto fue consecuencia de los procesos de licitaciones de emergencia realizados por la gestión pasada al inicio de la pandemia ”, dijo.

Indicó que se propusieron 23 procesos de compras de emergencias, de los cuales algunos de ellos no recibieron la provisión de fondos necesarios de parte del gobierno pasado, para poder honrar esos compromisos con los suplidores que les habían adjudicado licitaciones y que ellos despacharon a Promese los productos solicitados.

“No había forma de pagar, porque el dinero estaba concentrado en el Presupuesto Nacional de Emergencia, se tenía los almacenes en absoluta desorganización, en incumplimiento los criterios fundamentales y básicos de la administración de operaciones públicas”, enfatizó Pérez de León.

Dinero extraordinario
Sin embargo, recalcó que el presidente Luis Abinader otorgó los recursos necesarios para cubrir la falta, con una primera partida extraordinaria de 1,305 millones de pesos y otra de 2,000 millones de pesos adicionales.

Manifestó que actualmente Promese/Cal cuenta con un presupuesto de 4,200 millones de pesos, de los cuales hay 2,600 millones que son para compras de medicamentos y el resto para gastos corrientes.

No obstante, debido a la pandemia, este año la institución va a terminar ejecutando un presupuesto por unos 10,500 millones de pesos.

El gran reto
Uno de los grandes retos a resolver en la entidad es incorporar nuevas tecnologías para mejorar la plataforma operativa interna y de las 557 farmacias del pueblo activas, cuyo impacto alcanza a cinco millones de personas al año.

“Necesitamos una implementación correcta de tecnología para mejorar el acceso a medicamentos y garantizar que la población tenga conocimiento en tiempo real de los productos, su disponibilidad y precios”, precisó.

Existe un software que fue adquirido por la gestión anterior durante la pandemia a un costo de 89 millones de pesos, el cual, asegura, les ha generado serios problemas.
“Este sistema no ha podido resolver los problemas tecnológicos de la institución, más bien ha agravado su sistema operacional y logístico, ya que carece de las herramientas necesarias para la magnitud del trabajo”, puntualizó.

Al respecto, dijo que su compra fue una decisión acelerada, pues hacen de “tripa corazón” para trabajar, pero recalcó que no da la información necesaria, ni se constituye en una herramienta válida para poder tomar decisiones adecuadas.

Reveló que en la gestión pasada no se tomaban en cuenta aspectos elementales, como el despachado de los medicamento por la antigüedad para evitar su expiración.

Órdenes trazadas

—1— SNS
Cada hospital plantea la necesidad de medicamentos y el Servicio Nacional de Salud hace el consolidado para entrega a Promese/Cal.
—2— Mayor demanda
Los fármacos que distribuyen son de hipertensión arterial, diabetes y procesos virales.

—3— Composición
Suplen a 557 farmacias y 182 hospitales.

Buenas prácticas ahorran $600millones de pesos
Salud. Adolfo Pérez De León, director de Promese/Cal, informó que ha ahorrado al Estado Dominicano más de 500 millones de pesos en compras de productos adquiridos por la institución.

“En los equipos de protección de bioseguridad que utiliza el personal de salud para el combate del Covid-19 se compraron en la emergencia anterior a nuestra gestión en unos 1,700, pesos nosotros los hemos adquirido por 495 pesos, si multiplicas eso por 400 mil unidades te dará un ahorro cercano a los 600 millones de pesos en un solo renglón”, dijo al participar en los coloquios de EL DÍA.