¿Qué es la adopción de embriones y cuáles son sus ventajas?

¿Qué es la adopción de embriones y cuáles son sus ventajas?

¿Conoces la diferencia entre padres e hijos biológicos, genéticos o adoptivos? ¿Sabías que miles de embriones se descartan o se almacenan indefinidamente? Continúa leyendo y descubre todo sobre la adopción de embriones.
¿Qué es la adopción de embriones y cuáles son sus ventajas?

En la adopción de embriones, una mujer se embaraza a través de la transferencia embrionaria. La madre que recibe el embrión, si bien no es su madre genética, sí será la biológica.

El origen de los embriones es heterólogo, es decir, son el producto de la unión de gametos que no provienen de los padres adoptivos. Los embriones son donados por parejas que atravesaron tratamientos de fecundación in vitro. O son creados a partir de esperma y óvulos donados.

Esta es una opción para parejas con problemas de fertilidad o con enfermedades hereditarias. Así como para mujeres solas con trastornos ovulatorios o parejas homosexuales que desean concebir.

Ventajas y complicaciones de la adopción de embriones

La adopción de embriones es menos invasiva y conlleva menos tiempo que la fecundación in vitro. Tiene alta tasa de éxito. Las posibilidades de embarazo varían entre el 19,1 % y el 52,4 %. Por su parte, la tasa de nacidos vivos va del 14 % al 33 %.

Permite a los padres adoptantes experimentar el embarazo y el nacimiento.

Al margen de lo dicho, es necesario aclarar que la transferencia de embriones, adoptados o no, es un procedimiento no exento de riesgos. Se ha asociado a trastornos hipertensivos en el embarazo, parto prematuro, bajo peso al nacer o macrosomía, entre otras complicaciones

Por otra parte, los embriones a transferirse pueden ser en fresco o congelados/descongelados (criopreservados). Existe controversia sobre cuál de las dos opciones es mejor.

Más aún, hay una polémica creciente por los resultados de una investigación publicada por Hargreave y colaboradores en la revista JAMA (Journal of the American Medical Association), que sugiere una posible relación entre la transferencia de embriones congelados y el cáncer infantil.

Hay que tomar estos resultados con prudencia mientras nuevos estudios arrojen información concluyente.

Embriones para transferencia.
Los embriones transferidos se han asociado a algunas complicaciones en el embarazo y el parto. De todos modos, los estudios no son concluyentes.

Experiencia de las familias

Otra perspectiva diferente desde la que abordar el tema es la de las familias adoptivas. La adopción de embriones es una de las formas de reproducción colaborativa más complejas.

Algunos autores utilizan el término adopción de embriones, exclusivamente para referirse a la donación en la que el donante escoge al adoptante, manteniendo contacto con él y, en ocasiones, también con el hijo engendrado. Esto sería en contraste a la donación anónima mediada por instituciones sanitarias.

En general, las experiencias tanto de donantes como de adoptantes son positivas. Ambas partes se sienten satisfechas por trabajar en conjunto por el bienestar del que será en el futuro un ser humano.

Se construyen familias extendidas diversas, en las que suelen convivir padres e hijos biológicos, genéticos y adoptivos, ampliando el concepto de familia. Empero, es fundamental que los donantes mantengan cierta distancia para permitir a los niños su desarrollo saludable.

Es aconsejable contar con apoyo psicológico experto que permita a todas las partes involucradas entender y asimilar el proceso.

La adopción de embriones como solución a la criopreservación

La criopreservación consiste en almacenar células y tejidos humanos a bajas temperaturas para detener toda su actividad biológica, sin dañarlos o destruirlos. Con esta técnica, los embriones se mantienen viables con su potencial de desarrollo inalterado. Es así como los avances en el área permiten que hasta el 97 % de los embriones sobreviva.

No obstante, una vez cumplido el proyecto reproductivo de sus progenitores, un número considerable de embriones sobrantes de los procesos quedan criopreservados sin destino definido. Una de las posibilidades frente a ello es la donación con fines reproductivos.

De esta forma, después de lograr la gestación propia, se puede ayudar a otros a hacer realidad su deseo de ser padres. Y simultáneamente, dar una oportunidad a ese embrión.

Embrión incipiente.
Hay muchos embriones criopreservados que no tienen un fin concreto. La donación podría ser una solución a esta acumulación.

Otra forma de maternidad

El tema de la adopción de embriones es complejo. Todavía se desconocen los efectos a largo plazo en todas las esferas: biológica, emocional, psicológica y social.

Es esencial averiguar la legislación vigente en tu país. Asimismo, asesorarse por profesionales médicos idóneos.

Pero quizá, lo más importante es analizar y reflexionar profundamente de acuerdo a nuestros valores, creencias, preferencias, deseos y expectativas. Entendiendo que, en caso de tomar la decisión, una vez se engendre un ser humano, tendremos con él una responsabilidad sin importar su origen.

Un embrión que es adoptado llegará a la existencia debido a la decisión de sus padres adoptivos. No obstante, ser padre no implica hacerse de una propiedad, sino de un compromiso. Se trata de construir vínculos más allá de los genes.