Qué son las nanoburbujas naturales que podrían prevenir la infección por COVID

Qué son las nanoburbujas naturales que podrían prevenir la infección por COVID

Actúan como señuelo para capturar el virus antes de que ingrese a la célula. Científicos las estudiaron en pruebas de laboratorio con ratones.

La pandemia de COVID-19 se ha extendido y desafiado a la ciencia por un virus en constante cambio, el SARS-CoV-2. Uno de los mayores desafíos es la evolución del coronavirus patógeno hacia nuevas variantes con nuevas mutaciones.

Estas nuevas cepas virales albergan varios cambios en la proteína del pico viral con altas tasas de infección. Hallar un método seguro es uno de los objetivos de investigación.

En ese sentido, los científicos de Northwestern Medicine y el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas identificaron nanoburbujas naturales que contienen la proteína ACE2 (evACE2) en la sangre de pacientes con COVID-19 y descubrieron que éstas, de tamaño nanométrico, pueden bloquear la infección de amplias variantes de SARS- Virus CoV-2 en estudios preclínicos.

“El evACE2 actúa como un señuelo en el cuerpo y puede servir como una terapia que se desarrollará para la prevención y el tratamiento de las cepas actuales y futuras de SARS-CoV-2 y futuros coronavirus”, señalaron los científicos en su documento. Una vez desarrollado como producto terapéutico, puede beneficiar a humanos como tratamiento biológico con toxicidades mínimas.

El estudio es el primero en demostrar que las proteínas evACE2 son capaces de combatir las nuevas variantes del SARS-CoV-2 con una eficacia igual o mejor que la cepa original.

"Hemos descubierto una forma de aprovechar esta defensa natural como una nueva terapia potencial contra este devastador virus”, dijeron los científicos (EFE)«Hemos descubierto una forma de aprovechar esta defensa natural como una nueva terapia potencial contra este devastador virus”, dijeron los científicos (EFE)

Los investigadores encontraron que estas nanoburbujas evACE2 existen en la sangre humana como una respuesta antiviral natural. Cuanto más grave es la enfermedad, mayores son los niveles de evACE2 detectados en la sangre del paciente.

La solución está en el aire

“Cada vez que surge una nueva variante del SARS-CoV-2, la vacuna original y los anticuerpos terapéuticos pueden perder poder contra Alfa, Beta, Delta y las variantes de Omicron más recientes -explicó el coautor principal del estudio, Huiping Liu, profesor en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern y médico de Northwestern Medicine-. Sin embargo, la belleza de evACE2 es su superpoder para bloquear amplias cepas de coronavirus, incluido el SARS-CoV-2 actual e incluso los futuros coronavirus del SARS, para que no infecten a los humanos”.

Su esperanza en una solución apropiada es fuerte. “Nuestros estudios en ratones demuestran el potencial terapéutico de evACE2 para prevenir o bloquear la infección por SARS-CoV-2 cuando se administra a las vías respiratorias a través de gotitas”, completó.

Las proteínas evACE2 son pequeñas burbujas de lípidos (grasas) en tamaño de nanopartículas que expresan la proteína ACE2, como manijas a las que se puede agarrar el virus. Estas burbujas actúan como señuelos para alejar al virus SARS-CoV-2 de la proteína ACE2 en las células, que es como el virus las infecta.

“Los estudios en ratones demuestran el potencial terapéutico de evACE2 para prevenir o bloquear la infección por SARS-CoV-2 cuando se administra a las vías respiratorias a través de gotitas”, aseguraon los científicos (Getty Images)“Los estudios en ratones demuestran el potencial terapéutico de evACE2 para prevenir o bloquear la infección por SARS-CoV-2 cuando se administra a las vías respiratorias a través de gotitas”, aseguraon los científicos (Getty Images)

La proteína de pico del virus agarra el mango de evACE2 en lugar de ACE2 celular, evitando que ingrese a la célula. Una vez capturado, el virus flotará inofensivamente o será eliminado por una célula inmune de macrófagos. En ese momento, ya no puede causar infección.

“La conclusión clave de este estudio es la identificación de vesículas extracelulares naturales en el cuerpo que expresan el receptor ACE2 en su superficie y sirven como parte de la defensa adaptativa normal contra los virus que causan COVID-19″, añadió el también coautor principal, Raghu Kalluri, presidente de biología del cáncer en MD Anderson-. Sobre la base de esto, hemos descubierto una forma de aprovechar esta defensa natural como una nueva terapia potencial contra este devastador virus”.

“Sigue siendo urgente identificar nuevas terapias -completó Liu-. Creemos que evACE2 puede enfrentar los desafíos y luchar contra amplias cepas de SARS-CoV-2 y futuros coronavirus emergentes para proteger a los inmunocomprometidos, no vacunados e incluso vacunados contra infecciones recurrentes”.