Reconstruyen oreja gracias a tejido humano impreso en 3D

Reconstruyen oreja gracias a tejido humano impreso en 3D

La compañía 3DBio y el Microtia-Congenital Ear Deformity Institute (Estados Unidos) han anunciado que han llevado a cabo una reconstrucción de una oreja humana utilizando un implante de tejido vivo en investigación e impreso en 3D.

Esta reconstrucción forma parte del primer ensayo clínico de fase 1/2a en humanos que está evaluando la seguridad y la eficacia preliminar del implante, conocido como ‘AuriNovo’, para pacientes con microtia, una rara deformidad congénita en la que una o ambas orejas externas están ausentes o poco desarrolladas. La microtia afecta a unos 1.500 bebés nacidos en Estados Unidos cada año.

El procedimiento ha sido realizado por un equipo dirigido por el doctor Arturo Bonilla, cirujano pediátrico reconstructor del oído especializado en microtia y fundador y director del Instituto de Deformidades Orejas Congénitas y Microtia de San Antonio, Texas (Estados Unidos).

‘AuriNovo’ es un implante de tejido vivo específico para el paciente, creado mediante tecnología de bioimpresión en 3D para la reconstrucción quirúrgica del oído externo en personas nacidas con microtia de grado II a IV.

ALTERNATIVA

Así, se sitúa como alternativa de tratamiento a los injertos de cartílago costal y a los materiales sintéticos utilizados tradicionalmente para reconstruir el oído externo de los pacientes con microtia. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha concedido a ‘AuriNovo’ la designación de medicamento huérfano y de enfermedad pediátrica rara.

«Como médico que ha tratado a miles de niños con microtia de todo Estados Unidos y de todo el mundo, me inspira lo que esta tecnología puede significar para los pacientes de microtia y sus familias. Este estudio nos permitirá investigar la seguridad y las propiedades estéticas de este nuevo procedimiento de reconstrucción de la oreja utilizando las células de cartílago del propio paciente. Mi esperanza es que ‘AuriNovo’ se convierta algún día en el estándar que sustituya a los métodos quirúrgicos actuales para la reconstrucción de orejas que requieren la extracción de cartílago costal o el uso de implantes de polietileno poroso», ha comentado el doctor Bonilla.

Este implante requiere un procedimiento quirúrgico menos invasivo que el uso de cartílago costal para la reconstrucción. También se espera que dé lugar a una oreja más flexible que la reconstrucción con un implante de material sintético.

PROCEDIMIENTO HISTÓRICO

«Este es un momento verdaderamente histórico para los pacientes con microtia, y en un sentido más amplio para el campo de la medicina regenerativa, ya que estamos empezando a demostrar la aplicación en el mundo real de la tecnología de ingeniería de tejidos de próxima generación. Creemos que el ensayo clínico en microtia puede proporcionarnos no sólo pruebas sólidas sobre el valor de este innovador producto y el impacto positivo que puede tener para los pacientes de microtia, sino también demostrar el potencial de la tecnología para proporcionar implantes de tejido vivo en otras áreas terapéuticas en el futuro», ha remachado el director general y cofundador de 3DBio, Daniel Cohen.