Remedios naturales contra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Remedios naturales contra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Además de seguir el tratamiento propuesto por el médico y evitar el tabaco, tanto si somos fumadores activos como pasivos, hay determinados alimentos que nos pueden ayudar a mejorar esta condición.
Remedios naturales contra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las condiciones pulmonares más comunes en todo el mundo. Se estima que afecta a cerca de un 5% de la población mundial y que al año ocasiona cerca de 2 millones de muertes.

Por lo general, es causada por la exposición al humo del tabaco y se puede presentar tanto en fumadores activos como en pasivos. Aunque es una afección de salud a la que se le debe prestar toda la atención, además del tratamiento médico, existen ciertos remedios naturales que contribuyen a aliviar los síntomas. Descubre cuáles son. a continuación.

¿Qué es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica?

enfermedad pulmonar obstructiva crónica

La enfermedad obstructiva crónica (EPOC) es una afección pulmonar inflamatoria que obstruye el flujo de aire hacia los pulmones. De acuerdo con una publicación de la Clínica Mayo, la causa más frecuente es el consumo de cigarrillo.

No obstante, también se puede presentar por la exposición prolongada a los gases que resultan de la quema de combustible para cocinar y calentar, en hogares mal ventilados. En cuanto a los síntomas, estos suelen aparecer cuando ya hay un daño significativo en los pulmones. Entre los signos más comunes de este problema se encuentran los siguientes:

  • Dificultad para respirar.
  • Opresión en el pecho.
  • Inflamación en las vías respiratorias.
  • Inflamación en los pulmones.
  • Desgaste innecesario del tejido pulmonar.

Aunque esta enfermedad no tiene cura, existen algunos remedios naturales que ayudan a tratar y disminuir su sintomatología. A continuación, detallamos algunos de ellos.

Rizoma de chuanxiong (Ligusticum wallichii)

Esta es una planta que se utiliza en la medicina tradicional china desde hace siglos. También, suele ser usada en las terapias de acupuntura para tratar problemas de la espalda. Se dice que uno de sus efectos más populares es la capacidad de aliviar los problemas de respiración producidos por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Actualmente, existen diversas presentaciones en las que puedes comprar este rizoma, aunque lo más recomendado es buscar las alternativas en pasta. Esta se suele encontrar con mayor facilidad en las tiendas naturistas.

Lee también: 4 pasos básicos para manejar una crisis de EPOC

Bayas

El contenido de antioxidantes y compuestos orgánicos que se obtiene de las bayas podrían resultar útiles para impulsar el sistema inmunitario y la función respiratoria. En las personas que viven con enfermedad pulmonar obstructiva crónica es frecuente que sus tejidos se rompan.

Comer alimentos ricos en antioxidantes podría ayuda a reparar las células maltratadas y prevenir su mutación. En efecto, una publicación de European Respiratory Journal sugiere que este tipo de alimento puede estar asociado con una mejora en la función pulmonar. Te recomendamos que pruebes con los arándanos y las bayas de Goji.

Ginseng

Este es otro de los remedios más conocidos en todo el mundo para tratar un sinnúmero de condiciones de salud. De acuerdo con una investigación de Chinese Medicine, cuando se trata de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el consumo de esta hierba podría ser efectivo para ayudar a revertir sus síntomas. Una buena opción es incluirlo como parte de tus batidos matutinos o en forma de infusión.

Tomillo

Las infecciones del tracto respiratorio son el tipo más difícil de tratar. Esto significa que reducir sus síntomas y molestias requiere de más esfuerzo y tiempo que otras infecciones. El tomillo puede resultar beneficioso para combatir alguno de los síntomas producidos por estas infecciones que suelen durar mucho tiempo.

En relación a sus efectos, un artículo de Biomedicine and Pharmacotherapy señala que el extracto de tomillo es eficaz para estimular la eliminación de la mucosidad de las vías respiratorias. De esta manera, ayuda a prevenir esta afección y contribuye a disminuir la severidad de sus síntomas. Para aprovechar estos beneficios, procura incluir una taza de té de tomillo tres veces a la semana.

Dejar de fumar

Para nadie es un secreto que fumar es una de las causas principales de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y de muchos más problemas de la salud. Aunque terminar este mal hábito puede ser complicado, piensa que cada vez que fumas un cigarro impides que tus pulmones sanen. No detener este hábito facilita la descomposición de los tejidos pulmonares.

Toma tus medicamentos a tiempo

Debido a que es una afección delicada, la medicación es importante para tratar los síntomas. Por ello, es fundamental seguir con precisión las indicaciones de tu médico, bien sea con el uso de inhaladores o broncodilatadores.

Si interrumpes tu tratamiento o lo consumes en intervalos inadecuados, la condición tardará más en sanar. Incluso, existe la posibilidad de que todo empeore. Recuerda que estos remedios naturales son un complemento de las indicaciones médicas, no un sustituto. 

Come raciones más pequeñas

Cuando comes raciones muy grandes de alimentos, tus intestinos y estómago comienzan a aumentar su tamaño. Esto causa una mayor presión en tus pulmones, por lo que te será más difícil respirar con normalidad. En caso de que tengas sobrepeso u obesidad, procura solucionarlo. Esto es vital para dejar a tus pulmones el espacio necesario para realizar su función primordial.

Reduce tus niveles de ansiedad y estrés

El exceso de ansiedad y estrés aumenta de forma anormal la cantidad de hormonas en el cuerpo. Esto podría hacer que los síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica empeoren y agoten tus reservas de energía. 

Todos estos remedios naturales pueden contribuir a aliviar los signos y síntomas del EPOC. No obstante, es vital seguir las recomendaciones del médico. Además, recuerda avisarle sobre cualquier cambio que realices, ya sea en tu alimentación o en algunos hábitos. De esta forma, él podrá analizar mejor la evolución de tu caso.