Remedios naturales para subir las plaquetas

Remedios naturales para subir las plaquetas

Si tu médico te ha indicado que tienes las plaquetas bajas, debes comenzar a seguir sus indicaciones y, sobre todo, mejorar tus hábitos alimenticios.
4 remedios naturales para subir las plaquetas

La condición conocida como ‘trombocitopenia’ se produce cuando la sangre tiene un nivel excepcionalmente bajo de plaquetas. Por el peligro que representa tener las plaquetas bajas, se pueden usar remedios naturales para subir las plaquetas.

Más que remedios naturales, se trata de recetas ricas en diversos nutrientes que sirven para complementar la dieta y así ayudar al organismo a recuperarse. Tienen dos grandes ventajas añadidas: son fáciles de preparar y saben delicioso. 

Remedios naturales para subir las plaquetas

Las plaquetas también son conocidas como ‘trombocitos’, los cuales se producen en la médula ósea. Su función principal es detener el sangrado facilitando el proceso de coagulación y tapar los vasos sanguíneos dañados. Se tratan de las células más pequeñas del torrente sanguíneo, las cuales tienen una vida media entre los 7 y los 12 días.

Se diagnostica trombocitopenia cuando el cuerpo no es capaz de producir suficientes plaquetas, las pierde o las destruye.

Los niveles adecuados de plaquetas en el organismo varían entre las 150.000 y las 400.000 células por microlitro. En este sentido, una persona padece de trombocitopenia cuando presenta un número menor a los mencionados.

Además del tratamiento pautado por el médico, la dieta cumple un papel fundamental en el proceso de recuperación. Por ello, es indispensable prestarle atención y procurar llevarla de una forma variada y  equilibrada. En estos casos, lo ideal es consumir frutas, verduras, lácteos y frutos secos ricos en vitamina C, antioxidantes y minerales.

Para ayudarte con ello, a continuación te revelaremos las deliciosas recetas de los remedios naturales para subir las plaquetas.

1. Sopa de ajo

El ajo tiene componentes sulfurosos que, según creencias populares, podrían contribuir con la agregación plaquetaria, impidiendo así la formación de coágulos. Por ello, se considera  que este alimento es uno de los remedios naturales para subir las plaquetas.

Sin embargo, un estudio reciente publicado en Drugs and Lactation Database estableció que el ajo disminuye la agregación plaquetaria. En este sentido, se debe tener cuidado con su consumo debido a que aumenta la probabilidad de padecer sangrados.

Ingredientes

  • 6 huevos.
  • 5 dientes de ajo.
  • 1 cebolla pequeña (20 g).
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • 1 cucharadita de perejil (5 g).
  • 1 cucharadita de pimentón (4 g).
  • ¼ de taquitos de jamón (50 g).
  • 150 g de rebanadas de pan duro o tostado
  • 6 vasos de caldo natural (1200 ml) hecho con 1 cubito de caldo vegetal en agua.

Preparación

  • Primero, toma una olla y pon a freír en ella las rebanadas de pan (cortadas muy delgadas) en abundante aceite hasta que se doren.
  • Cuando estén listas, apártalas y libera la sartén del exceso de aceite dejando lo necesario para freír los ajos.
  • Sofríe los ajos enteros y la cebolla picada.
  • Luego, sepáralos del fuego y añade el pimentón sin dejar de remover.
  • Cuando estén bien sofritos los ingredientes, se puede añadir el jamón.
  • Agrega el caldo y retira los ajos para volver a poner la olla en el fuego.
  • Añade el pan y empápalo bien en la mezcla.
  • Después, incorpora el perejil, la sal y dejar cocer a fuego lento durante 10 minutos.
  • Toma algunos pocillos de cerámica, barro o cualquier material que soporte la temperatura del horno.
  • Por último, sirve un poco de sopa en cada uno, rompe un huevo encima y mételos en el horno precalentado hasta que se cuaje la clara.

Te puede interesar: Esto es lo que debes hacer si tienes las plaquetas bajas

2. Ensalada de brócoli

Según los expertos de la Fundación Española de la Nutrición, el brócoli es una fuente de proteínas, potasio, vitamina C, folatos y compuestos azufrados.

El brócoli, las coles, rizada, la acelga y la espinaca contienen vitamina K, un nutriente esencial en el proceso de recuperación, ya que las plaquetas la necesitan para el proceso de coagulación. Aprovecha que además de ser uno de los  remedios naturales para subir las plaquetas, es un alimento que puede disfrutarse de muchas maneras y combinado con todo tipo de ingredientes.

El brocoli es uno de los remedios naturales para subir las plaquetas

Ingredientes

  • Aceite de oliva extra virgen.
  • 3 cucharaditas de sésamo (15 g).
  • 1 cucharada de yogur (12,5 g).
  • Zumo de limón (1 cucharadita).
  • 2 cucharadas de azúcar morena (20 g).
  • 4 tazas de cabezas de brócoli crudas.
  • 1 taza de semillas de girasol (200 g).
  • Algunos pedacitos de almendra o nuez.
  • 1 taza de zanahoria cocida al vapor, más cruda que cocida (115 g).

Preparación

  • Primero, lava el brócoli y córtalo en pedazos pequeños.
  • Luego, extiende el picadillo del vegetal en un plato hondo y agrega la zanahoria, dejando que ambos ingredientes se mezclen.
  • A continuación, une el yogur con el azúcar y el limón.
  • Después, toma el aderezo y agrégalo a la ensalada.
  • Decora con algunas semillas de sésamo.
  • Por último, rocía con un poco de aceite de oliva extra virgen y añade las almendras o nueces picadas.

Te interesa: ¿Qué nos aporta la vitamina D?

3. Zumo de tres sabores

El zumo de tres sabores lo puedes beber en el desayuno, preferiblemente antes de ingerir la primera comida. Esto es porque además de elevar las plaquetas, te aportará una buena dosis de vitaminas y minerales.

Este zumo contiene remolacha, zanahoria y naranja, 3 alimentos que contienen múltiples vitaminas y minerales que ayuda al buen funcionamiento del cuerpo. Además, ayudan a reforzar al sistema inmunológico y a combatir cualquier infección que altere el número de plaquetas.

Zumo de tres sabores, uno de los remedios naturales para subir las plaquetas

Ingredientes

  • ½ pepino (20 g).
  • 1 naranja (15 g).
  • 1 zanahoria (20 g).
  • 1 rama de apio.
  • ½ remolacha (40 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Primero que nada, lava cada una de las piezas.
  • Luego, córtalas en pedazos medianos para poder meterlas a la licuadora.
  • Agrega el vaso de agua también y licúa muy bien hasta homogeneizar.

4. Lentejas con verduras

Estudios han demostrado que las lentejas tienen un alto contenido de polifenoles, hierro, fibra y potasio, que las convierten en una buena fuente de nutrientes. Por esto, forman parte de nuestras recomendaciones de remedios naturales para subir las plaquetas.

Las lentejas es uno de los remedios naturales para subir las plaquetas

Ingredientes

  • Sal.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 zanahoria (15 g).
  • 2 dientes de ajo frescos.
  • 3 tazas de agua (750 ml).
  • ½ pimiento rojo y ½ verde.
  • 2 tazas de lentejas (200 g).
  • 1 cebolla pequeña (20- 30 g).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (10 ml).
  • 1 cucharada de pimentón dulce (4 g).

Preparación

  • Antes que nada, debes enjuagar las lentejas e introducirlas en una olla con agua, las hojas del laurel, el pimentón dulce y una pizca de sal.
  • Después, deja que los ingredientes se cocinen a fuego lento.
  • Mientras esto sucede, pica la cebolla y los ajos, trocéalos y sofríelos en una sartén con aceite de oliva hasta que se doren un poco.
  • Finalmente, retíralos del aceite y añade la mezcla a las lentejas.
  • Luego, pica en pedacitos los pimientos y sofríelos en el mismo aceite que utilizaste para los demás condimentos.
  • Saltea durante unos minutos con un poco de sal.
  • Añade la zanahoria bien pelada y picada y espera unos minutos más. Por último, cuando las verduras estén a tu gusto, resérvalas.
  • En unos 45 minutos las lentejas deberían estar tiernas, retíralas del fuego y deja que reposen antes de servir.

¿Hay otros remedios naturales?

Sí, existen otras preparaciones que pueden considerarse remedios naturales y que pueden ayudarte a subir las plaquetas y recuperarte. Pero ten en cuenta que lo más importante es que sigas el tratamiento pautado por el médico y a la par de ello mantengas la variedad y el equilibrio en tu dieta.

Si tienes dudas acerca de cómo llevar una dieta adecuada para tus necesidades, te recomendamos que consultes con un nutricionista.