Saxenda (liraglutida): usos, beneficios y efectos secundario

Saxenda (liraglutida): usos, beneficios y efectos secundario

El uso de fármacos para bajar de peso está recomendado, siempre y cuando se realice bajo supervisión médica. Por fortuna, existen medicamentos como Saxenda ®.
Saxenda ® (liraglutida): usos, beneficios y efectos secundarios

El sobrepeso y la obesidad son problemas de salud muy comunes a nivel mundial, sobre todo en los países desarrollados. Ambas condiciones pueden disminuir la calidad de vida de las personas, pudiendo generar la aparición de múltiples enfermedades. Por fortuna, existen fármacos que ayudan a bajar de peso, como Saxenda ®, que deben combinarse con cambios en el estilo de vida.

Saxenda ® es un medicamento inyectable cuyo principio activo es la liraglutida. Este fármaco funciona como un agonista de los receptores del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1). Múltiples estudios clínicos han demostrado la efectividad de este fármaco, que puede llegar a reducir hasta el 15 % de la grasa corporal en algunos casos.

El mecanismo de acción de la liraglutida se basa en el aumento en la excreción de insulina y en la disminución de glucagón. De esta manera, el compuesto se usa como tratamiento de la diabetes tipo 2 cuando se comercializa bajo el nombre de Victoza ®. Por su parte, el principio activo del compuesto disminuye el vaciamiento gástrico a dosis mayores, lo que reduce el apetito y ayuda a bajar de peso.

¿Cuándo se recomienda su uso?

La administración de Saxenda ® siempre debe ser indicada por un profesional de la salud. Solo está recomendado en aquellas personas con obesidad que tengan un índice de masa corporal (IMC) mayor a 30 kilogramos por metro cuadrado.

Algunas personas con sobrepeso también pueden beneficiarse del uso de este medicamento. En este sentido, se indica a veces en aquellos pacientes con un IMC entre 27 y 30 kilogramos por metro cuadrado.

En términos generales, el fármaco solo está autorizado para mayores de 18 años. No obstante, es posible emplear Saxenda ® en ciertos niños que se encuentren entre los 12 y los 18 años. Los adolescentes que lo usarán deben ser diagnosticados con obesidad por su médico tratante y pesar más de 60 kilogramos.

El uso aislado de Saxenda ® no garantiza la obtención de resultados satisfactorios. Los especialistas recomiendan combinar el fármaco con una dieta balanceada y un aumento de la actividad física. La reducción en el peso corporal puede llegar a ser muy significativa cuando se unen estos 3 componentes.

Médica receta Saxenda para una paciente con obesidad.

Quizás te pueda interesar el siguiente artículo: 5 rutinas y ejercicios de cuerda para bajar de pePosibles efectos secundarios de Saxenda ®

Todos los fármacos comercializados son capaces de generar efectos secundarios en la población que los consume. De esta manera, las inyecciones de Saxenda ® no son la excepción. La mayoría de los efectos secundarios generados son autolimitados y desaparecen por sí solos al cabo de unos días.

Algunos estudios establecen que las reacciones adversas más frecuentes están relacionadas con el sistema gastrointestinal. El efecto secundario más habitual son las nauseas, que se presentan hasta en el 39 % de las personas que usan el medicamento.

Otras manifestaciones referidas con regularidad son las siguientes:

  • Diarrea y constipación.
  • Vómitos.
  • Disminución en los niveles de azúcar en sangre.
  • Dolores de cabeza.
  • Aumento en la sudoración.

Las personas también pueden desarrollar efectos secundarios más severos que requieran intervención médica. Los cólicos biliares y la colecistitis son afecciones comunes en las personas que pierden peso, sin embargo, resultan más frecuentes en aquellos que usan Saxenda ®.

Por último, el empleo del medicamento no está recomendado en aquellas personas con antecedentes de tumores tiroideos. Esto se debe a que el fármaco ha promovido la aparición de tumoraciones en esta glándula cuando se probó en ratas.

Dosis e interacciones

La liraglutida inyectable está disponible para su administración por vía subcutánea. La misma no puede usarse de forma intramuscular ni endovenosa, por lo que no debe mezclarse con ningún tipo de insulina. Además, el uso de este fármaco no está recomendado en menores de 18 años ni en adultos mayores, salvo algunas excepciones.

En términos generales, las empresas fabricantes recomiendan que la administración de Saxenda ® se realice de forma progresiva. Las personas deben iniciar con dosis bajas. Las mismas aumentarán paulatinamente hasta alcanzar un máximo de 3 miligramos diarios.

El aumento de la dosis debe realizarse de forma semanal, hasta un máximo de 0,6 miligramos a la semana. De esta manera, las cifras orientativas en cada semana del tratamiento son las siguientes:

  • Primera semana: 0,6 miligramos al día.
  • Segunda semana: 1,2 miligramos al día.
  • Tercera semana: 1,8 miligramos al día.
  • Cuarta semana: 2,4 miligramos al día.
  • Quinta semana: 3,0 miligramos al día.

La dosis alcanzada en la quinta semana se debe mantener hasta finalizar el tratamiento. La administración del fármaco se realiza así con la finalidad de evitar la aparición de efectos gastrointestinales.

¿Cómo se aplica Saxenda ®?

Este fármaco está disponible en plumas para su administración subcutánea, es decir, en el tejido entre la piel y el músculo. Saxenda ® se puede colocar en el abdomen, el muslo o en la parte superior del brazo. Sin embargo, los especialistas recomiendan variar las zonas de aplicación cada semana.

La técnica para la colocación es muy sencilla y no varía mucho de la utilizada en las inyecciones de insulina. En este sentido, las personas pueden utilizar este medicamento desde la comodidad de su casa y solo deben seguir estos pasos:

  1. Retirar la tapa de la pluma y colocar una nueva aguja en ella, enroscando hasta apretar.
  2. Quitar las protecciones internas y externas de la aguja.
  3. Girar la parte superior de la pluma hasta llegar a la dosis recomendada por el médico.
  4. Insertar la totalidad de la aguja en la piel en un ángulo de 90°.
  5. Presionar el botón de la pluma hasta que el contador llegue a 0, contar 6 segundos y retirar.
  6. Colocar la protección de la aguja, retirar la misma de la pluma y desecharla.
  7. Colocar la tapa de la pluma y almacenar.

La aplicación de este fármaco es muy sencilla. No obstante, algunas personas necesitan un poco de práctica antes de dominar la técnica.

Pluma de Saxenda y liraglutida.
Las plumas para este fármaco son similares a las que se emplean con la insulina.

Un fármaco eficaz para perder peso

Saxenda ® es un medicamento inyectable que contiene liraglutida como principio activo. Se utiliza para promover la pérdida de peso.

Cuenta con una efectividad comprobada, ayudando a perder hasta el 15 % de masa corporal en algunos casos. Por desgracia, los efectos secundarios pueden ser frecuentes, aunque los mismos tienen una intensidad de leve a moderada.

A pesar de la eficacia del fármaco, el mismo siempre debe combinarse con una dieta balanceada y un aumento en la actividad física para obtener mejores resultados. La utilización de Saxenda ® debe realizarse bajo estricta prescripción médica y siguiendo las instrucciones del especialista.