Semen que sale como gelatina blanca: ¿es normal?

Semen que sale como gelatina blanca: ¿es normal?

Un semen que sale como gelatina blanca, a pesar de la preocupación que pueda generar, no siempre significa un problema de salud. Sigue leyendo y conoce cuáles son las causas.
Semen que sale como gelatina blanca: ¿es normal?

En ocasiones, el semen sale como una gelatina blanca o con un aspecto espeso y grumoso; mientras que otras veces es más acuoso o transparente. Esto puede ser motivo de preocupación para algunos hombres.

Si bien es cierto que este fluido, formado por espermatozoides y líquido seminal, suele ser viscoso, su consistencia puede variar debido a diversos factores. Los mismos van desde la alimentación y la hidratación hasta posibles patologías.

A continuación conoceremos las causas por las que el semen sale como gelatina blanca. También analizaremos si esto es normal o si debe ser motivo de preocupación.

¿Qué es el semen?

El semen es una sustancia viscosa que el hombre expulsa a través del pene en el momento de la eyaculación. Su función es servir de vehículo para que los espermatozoides puedan llegar al óvulo y producir la fecundación.

Ahora bien, en su producción intervienen varios órganos del aparato reproductor masculino. Cada uno cumple una función particular:

  • Testículos: los espermatozoides se forman en los túbulos seminíferos de los testículos.
  • Vesículas seminales: aportan la mayor parte del fluido o líquido. En ellas se produce semenogelina, la sustancia que hace que el semen tenga esa consistencia espesa.
  • Próstata: produce el llamado antígeno prostático específico (PSA); esta enzima rompe la semenogelina, haciendo que el semen se torne menos denso.

En cuanto a las características del semen, cualitativa y cuantitativamente hablando, podemos señalar lo siguiente:

  • Su volumen puede variar desde 1,5 mililitros hasta casi 7.
  • Está compuesto en un 10 % por espermatozoides, de 15 a 30 % de antígeno y el resto es la secreción de las vesículas.
  • La cantidad de espermatozoides por eyaculación también es variable, desde 15 hasta 200 millones.
  • Es de color blanquecino, aunque puede ser amarillo, a veces casi transparente o llegar a un tono gris.
  • Su consistencia es densa, para que no sea expulsado fácilmente de la vagina.
  • Es de acidez elevada.

¿Qué puede hacer que cambie el aspecto del semen?

La cantidad y apariencia del semen es variable. Incluso su olor, textura y sabor. Son distintos los factores que pueden incidir en sus características:

  • Vida sexual activa.
  • Ingesta de líquidos y alimentación.
  • Temperatura ambiental y corporal.
  • Realización de actividad física.
  • Consumo de alcohol o drogas.
  • Cambios hormonales.

Un cambio en la apariencia del semen no significa que exista alguna condición médica.

Espermatozoides en el semen.
La cantidad de espermatozoides en el semen es variable y se modifica en cada eyaculación.

Causas por las que el semen sale como gelatina blanca

Además de los factores mencionados, hay ciertas razones por las que el semen puede salir como una gelatina blanca o con un aspecto grumoso. Sin embargo, es oportuno aclarar que esto se refiere más a la apariencia y la textura, y no necesariamente afecta su composición.

Por otra parte, tal situación no debe ser motivo de preocupación en la gran mayoría de los casos. A veces ni siquiera genera molestias.

Hidratación

El esperma es agua en su mayor porcentaje. Y como el cuerpo necesita fluidos, cuando los requiere puede tomarlos de distintas partes.

Así, en situaciones de deshidratación no es extraño que se afecte la textura del semen, pareciendo más espeso. Por lo tanto, debemos recordar hidratarnos muy bien.

Alimentación

Ciertos cambios en la dieta también podrían afectar la viscosidad del semen, así como su color, olor y sabor. De igual modo, hay alimentos que ayudan a mejorar la calidad del esperma.

Testosterona baja

Este es otro factor por el que el semen puede salir como una gelatina blanca. Puede estar acompañado de otros síntomas que indican testosterona baja, tales como descenso de la libido, fatiga, irritabilidad, disfunción eréctil, pérdida de masa muscular y alopecia.

Infección

Algunas infecciones, por ejemplo las relacionadas con enfermedades de transmisión sexual, pueden afectar el epidídimo. Este es un conducto en forma de espiral que almacena esperma.

A su vez, la epididimitis propicia que la tasa de supervivencia de los espermatozoides sea baja, alterando la densidad y el volumen del semen. Incluso puede dificultarse o doler la eyaculación.

Concentración de espermatozoides alta

La cantidad o el volumen de espermatozoides por mililitro varía, tal como ya mencionamos. Pero mientras más sea el tiempo que se ha pasado sin eyacular, mayor es la concentración. Y cuando hay muchos espermatozoides, el semen sale como una gelatina blanca.

Coagulación de proteínas

Otra posibilidad relacionada con el hecho de no haber eyaculado por un tiempo, y que puede hacer que el semen tenga aspecto grumoso, es que comiencen a acumularse en los testículos las proteínas que ayudan en la coagulación y licuefacción. El resultado será un semen que sale como gelatina blanca.

Aglutinación

Una causa menos frecuente, pero posible, es la aglutinación de espermatozoides. En este caso hay un exceso de anticuerpos en el semen, ya que el sistema inmunitario reconoce al esperma como una sustancia extraña.

Además de propiciar que el semen salga como una gelatina blanca, la acción de los anticuerpos que combaten los espermatozoides puede conllevar infertilidad masculina, según se señala en las investigaciones realizadas al respecto.

Consulta por semen como gelatina blanca.
Casi nunca el aspecto gelatinoso del semen es motivo de consulta médica ni requiere tratamiento particular.

¿Debo preocuparme si el semen sale como gelatina blanca?

Un semen que sale como gelatina blanca no significa una patología casi nunca y no requiere de tratamiento; sobre todo si no se observan otros signos. Así que no tienes que preocuparte. Tal vez solo necesitas más hidratación.

Incluso esto se puede considerar algo positivo. El esperma más viscoso tenderá a adherirse mejor a las paredes vaginales.

Sin embargo, se recomienda avisar al médico si, además de un cambio en la densidad o la viscosidad, aparecen otros síntomas, como fiebre, dolor al eyacular, olor fuerte en las eyaculaciones, sangre en la orina o escroto hinchado. En dichos casos, no demores la consulta.