Senna occidentalis: ¿una alternativa al café?

Senna occidentalis: ¿una alternativa al café?

Las semillas de Senna occidentalis se emplean como sustituto del café. Además, otras partes de la planta se emplean con fines medicinales. ¿Quieres saber más al respecto?
Senna occidentalis: ¿una alternativa al café?

Senna occidentalis es una planta herbácea, nativa de las regiones tropicales del mundo. A menudo se cultiva con fines ornamentales, aunque también tiene usos medicinales y culinarios. Tiene tallos delgados, con una textura irregular y leñosa. Sus hojas se componen por pares de folios, mientras sus flores se disponen en inflorescencias hasta con 4 flores. Estas últimas son de un color amarillo que varía de intenso a opaco.

También da frutos en forma de vainas alargadas que pueden alcanzar los 10 centímetros de largo. En su interior tienen numerosas semillas redondas y de color marrón oscuro, las cuales suelen emplearse para sustituir el café. De hecho, los derivados comerciales de esta planta se conocen como «sen de café», «café de brusca» o «coffee senna». 

Usos de la Senna occidentalis

Todas las partes de Senna occidentalis se aprovechan tanto a nivel culinario como medicinal. La parte más utilizada son las semillas contenidas en las vainas, dado que tostadas y molidas son una alternativa al café. Incluso, este se conoce en el mercado como «café Mogdad» o «negro».

Entre tanto, las hojas tiernas, las vainas inmaduras y las flores suelen cocinarse al vapor para su posterior consumo como verdura. Aunque las evidencias sobre sus propiedades son limitadas, se dice que actúa como antioxidante, diurético, anticonvulsivo y antibacteriano, entre otros. De todos modos, no está exenta de provocar efectos secundarios.

Granos de café.
Los granos de esta planta se presentan comercialmente como una alternativa al café que sería más saludable.

Senna occidentalis como alternativa al café

En el mercado, las semillas tostadas de Senna occidentalis suelen distribuirse como café de brusca o sen de café. De acuerdo con una publicación en Trends in Applied Sciences Research, destaca por su contenido de aminoácidos, vitaminas y ácidos grasos. Asimismo, concentra alcaloides, taninos, tocoferoles, carotenoides, mucílagos y saponinas, entre otros compuestos bioactivos.

Una característica destacable es que no contiene cafeína. Además, suele consumirse con fines medicinales. Según la enciclopedia farmacéutica Drugs.com, sus usos abarcan lo siguiente:

  • Laxante natural.
  • Antibacteriano y antifúngico.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Reumatismo y gota.
  • Hemorroides.
  • Diabetes.
  • Mordeduras de serpiente.
  • Convulsiones.
  • Tos ferina.
  • Asma y gripe.
  • Episodios de fiebre.

Esta misma fuente expone que, si bien hay datos clínicos que respaldan sus propiedades laxantes, las evidencias que apoyan sus demás beneficios son insuficientes. Por lo tanto, debe emplearse con mucha precaución.

Dosificación sugerida

No hay una pauta que determine cuál es la dosis exacta de Senna occidentalis. Drugs.com expone que, en adultos y niños mayores de 12 años, la dosis sugerida de senósidos (extractos farmacéuticos de plantas del género Senna) va de 8,6 a 17,2 miligramos por vía oral, dos veces al día.

Ahora bien, esta planta está disponible en varias presentaciones y la dosis no es equivalente en todas sus formas. Por lo tanto, lo idóneo es consultar la etiqueta del paquete para seguir las instrucciones del fabricante.

Efectos secundarios y contraindicaciones

A pesar de la popularidad que han ganado las semillas de Senna occidentalis como alternativa al café, algunos informes advierten que su consumo puede ser peligroso para la salud. A través de International Journal of Pharmacognosy se recopiló información sobre casos de intoxicación causada por estas semillas, tanto en humanos como en animales domésticos.

En particular, se determinó que puede inducir al daño mitocondrial, lo que deriva en una amplia variedad de consecuencias, como desórdenes motores, accidentes cerebrovasculares, enfermedades visuales, disfunciones hepáticas y pancreáticas, diabetes y nefropatías, entre otras.

Se cree que esto ocurre por un consumo excesivo y prolongado de las semillas. No hay datos que informen efectos secundarios por la ingesta moderada o puntual del producto.

Pese a esto, se desaconseja su uso en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, niños y personas con alguna enfermedad de base. Tampoco debe ser utilizado de manera simultánea con medicamentos como digoxina, warfarina y diuréticos.

Semillas de Senna occidentalis.
Los granos de las semillas de esta planta se tuestan para su comercialización como alternativa al café.

¿Qué hay que recordar sobre la Senna occidentalis?

La Senna occidentalis es una planta con un amplio historial en la medicina natural y lo culinaria. Su contenido de nutrientes la destacan como alimento en muchas culturas.

Sin embargo, desde hace algún tiempo se advierte que también tiene compuestos que pueden resultar tóxicos. Por ello, su ingesta debe ser puntual, moderada y, de ser posible, bajo supervisión profesional.

El sen de café, producto derivado de las semillas de esta planta, se distribuye como sustituto de la tradicional bebida. No contiene cafeína y sus promotores señalan que aporta beneficios para la salud. No obstante, las evidencias sobre sus propiedades son bastante limitadas y con resultados controversiales.