Tratamientos que ayudan contra el dolor de oído

Tratamientos que ayudan contra el dolor de oído

El dolor de oído casi siempre se puede aliviar en casa sin ningún problema. De todos modos, hay que tener mucho cuidado al aplicar cualquier sustancia dentro del oído, ya que si no se hace de forma adecuada, podría agravar el problema.
12 tratamientos que ayudan contra el dolor de oído

El dolor de oído es una afección común que puede llegar a ser muy molesta. De hecho, se le considera uno de los malestares más desagradables y, en muchas ocasiones, llega a ser insoportable. Por eso, encontrar alivio se convierte en un objetivo urgente.

Muchas veces, el dolor de oído es efecto de un resfriado o de alguna infección que genera inflamación. También, puede obedecer a la acumulación de cerumen. Es un problema común en los nadadores por acumulación de agua en la zona, o en quienes trabajan en alturas por diferencia de presión.

El nombre técnico del dolor de oído es otalgia. Puede ser primario, cuando se origina directamente en un problema del oído; o secundario, si la causa es una enfermedad que no está asociada al oído de forma directa. Hay varias alternativas de tratamiento asociadas a la causa.

Causas del dolor de oído

Recomendaciones para evitar el dolor y las infecciones de oídos
El dolor de oído puede presentarse sin que necesariamente exista una enfermedad.

En muchos casos, el dolor de oído se presenta sin que haya un problema de salud como tal. El cambio de presión que se produce al subir a un avión, por ejemplo, puede causarlo. Asimismo, no drenar bien el agua de las orejas cuando se ha usado una piscina o escuchar sonidos fuertes con mucha frecuencia también pueden generarlo.

El exceso de cera o la presencia de una infección en la garganta, en la boca o en la nariz son otras causas habituales del dolor de oído. Además, puede haber infecciones en el oído, las cuales tienen diferentes niveles de gravedad.

Otras causas más complejas incluyen la mastoiditis aguda, los trastornos en las articulaciones temporo mandibulares, las enfermedades degenerativas en la columna cervical, el reflujo, los quistes y los tumores.

12 tratamientos que ayudan contra el dolor de oído

Aunque el dolor de oído sea muy molesto, por lo general suele ser fácil de aliviar. A menos que haya habido un traumatismo previo, como un golpe en la cabeza, o la exposición a un ruido extremo, se puede comenzar con remedios caseros. Los siguientes son los más aconsejables.

1. Masticar chicle

Esta medida es aconsejable cuando el dolor de oído se origina por un cambio de presión. Ocurre con frecuencia cuando se viaja en avión o se pasa de una altitud a otra en coche. Masticar chicle hace que se libere la presión y esto ayuda a aliviar el dolor. Bostezar es otra manera de conseguir el mismo efecto.

2. Compresas calientes

Este remedio se recomienda cuando el dolor de oído surge por la acumulación de agua en esa zona. Lo indicado es humedecer un paño limpio en agua caliente, exprimirlo y, luego, ponerlo sobre el oído. El calor y el vapor estimulan la circulación de la sangre y ayudan a aliviar el dolor. Es importante cubrirse los oídos con un tapón antes de aplicar la compresa.

3. Aceite de oliva

Este es un tratamiento seguro que se aconseja cuando el dolor es causado por la acumulación de cerumen. El aceite de oliva es un lubricante natural muy recomendado para estos casos. Se debe entibiar y, luego, aplicar de cinco a ocho gotas en el oído. Después, acostarse del lado contrario y permanecer así por 15 minutos. Esto aflojará el cerumen y ayudará a que ceda el dolor.

4. Ajo

Las infecciones son una causa común del dolor de oído y el ajo tiene propiedades antibióticas y analgésicas. Solo se debe machacar bien un diente de ajo y mezclarlo con aceite de sésamo o de oliva. Se calienta y cuando esté tibio, se aplican tres gotas en el oído. También, se puede empapar un algodón y dejarlo allí.

5. Cebolla

Al igual que el ajo, la cebolla tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias. Se puede licuar y aplicar tres gotas en el oído afectado. También, es posible picarla y cocinarla hasta que ablande. Luego, empapar un paño de algodón en la cocción, exprimirlo y ponerlo en la parte externa del oído por unos 20 minutos.

6. Jengibre

Las propiedades antiinflamatorias del jengibre pueden ayudar a calmar el dolor de oído. Lo indicado es aplicar el jugo de esta planta, siempre alrededor del canal auditivo externo. No se debe aplicar en la zona interna del oído. Es posible que esto ayude a calmar la molestia.

7. Postura al dormir

Dormir con el oído afectado apoyado contra la almohada puede incrementar el dolor. Por lo tanto, lo más indicado es acostarse del lado opuesto. Esto ayuda a que, si es necesario, drene en forma natural. También, es conveniente poner una almohada extra para dormir con la cabeza elevada, lo cual tiene el mismo efecto.

8. Ejercicios para el cuello

A veces, el dolor de oído se produce porque hay una presión en el canal auditivo, originada en el cuello. Unos ejercicios de rotación en esa zona podrían ser de gran ayuda para aliviar la molestia. Se debe hacer lo siguiente:

  • Sentarse con los pies apoyados en el suelo y la espalda recta.
  • Girar la cabeza hacia la derecha, poco a poco, hasta que quede paralela al hombro.
  • Repetir el movimiento, esta vez hacia la izquierda.
  • Levantar los hombros, como si se tratara de tapar los oídos con estos.
  • Repetir varias veces durante el día.

9. Peróxido de hidrógeno

Este es un remedio tradicional que consiste en aplicar entre tres y seis gotas de peróxido de hidrógeno en el oído afectado. Luego, debe reposar durante unos cinco minutos. Al final, se deja escurrir el líquido residual del oído y se enjuaga la zona con agua limpia y destilada.

10. Gotas naturopáticas

Pasos y cuidados para limpiar la cera de oídos con agua oxigenada.
Consulta con tu médico sobre la posibilidad de utilizar gotas naturopáticas para mejorar la molestia.

Hay varias gotas naturopáticas que pueden ser muy útiles para calmar el dolor de oído. Se encuentran en farmacias y en internet. Por lo general, contienen extractos de hierbas y aceite de oliva. Un estudio encontró que resultan eficaces para aliviar esta molestia y son seguras.

11. Tratamiento quiropráctico

Cuando el dolor de oído está asociado a un problema en las vértebras cervicales, un tratamiento quiropráctico podría ser de gran ayuda. Un estudio con niños verificó alivio en los pacientes, luego de una de estas intervenciones. Sin embargo, no hay investigaciones de largo plazo que lo corroboren.

12. Analgésicos de venta libre

Una alternativa sencilla para calmar el dolor de oído es ingerir analgésicos de venta libre, como acetaminofén o ibuprofeno. La Academia Estadounidense de Pediatría publicó un estudio en el que se encontró que esos medicamentos son adecuados para tratar el dolor causado por la otitis media aguda. En general, es seguro usar este tipo de fármacos.

Si el dolor persiste, consulta con el médico

Habitualmente, el uso de remedios caseros o medicamentos de venta libre logra reducir el dolor de oído. Lo usual es que los síntomas disminuyan en los siguientes días y desaparezcan en un máximo de dos semanas. No hay suficiente evidencia científica sobre la eficacia de los tratamientos caseros, pero se cree que pueden servir.

Si el dolor es muy intenso o está acompañado de fiebre por más de un día, es necesario consultar con el médico. También, cuando hay supuraciones. En ningún caso es conveniente automedicarse si se presentan esas manifestaciones.