Triple terapia para la artritis reumatoide: ventajas y desventajas

Triple terapia para la artritis reumatoide: ventajas y desventajas

Existen múltiples opciones de tratamiento para la artritis reumatoide. Una de las más utilizadas es la triple terapia oral. Te la explicamos.
Triple terapia para la artritis reumatoide: ventajas y desventajas

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria autoinmune que se caracteriza por dolor crónico en varias articulaciones, sobre todo en las muñecas y los dedos. El retraso en el diagnóstico y la falla en el abordaje se asocia con incapacidad e invalidez a largo plazo. A continuación te contamos las ventajas y desventajas de la triple terapia para la artritis reumatoide.

En la actualidad, afecta entre 0,4 y 1 % de la población, siendo hasta 6 veces más común en las mujeres, según estudios. En general, los tratamientos para esta enfermedad buscan aliviar el dolor y la rigidez articular, así como evitar la progresión del daño.

La terapia más utilizada es con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad. Es común el uso de un solo medicamento para el manejo de esta afección. No obstante, si esto no mejora la sintomatología, puede ser necesaria la terapia combinada o triple en el control de la artritis reumatoide.

Medicamentos usados

Hoy en día, existe una vasta cantidad de fármacos que pueden ser utilizados en el manejo de la AR. Investigaciones afirman que el metotrexato es una de las drogas de primera línea.

En este sentido, podemos encontrar los siguientes grupos:

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINEs): ibuprofeno y naproxeno. Permiten reducir la tumefacción y el dolor articular.
  • Fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD): metotrexato, hidroxicloroquina, leflunomida y sulfasalazina. Alivian la sintomatología y retrasan la evolución.
  • Corticosteroides: prednisona y dexametasona. Disminuyen la inflamación al frenar la respuesta inmunitaria.
  • Medicamentos biológicos: abatacept, adalimumab, certolizumab, etanercept, infliximab, rituximab, sarilumab, tofacitinib y tocilizumab. Son proteínas biológicas que inhiben la cascada de inflamación de los tejidos al interrumpir las señales.

Por lo general, estos fármacos pueden ser indicados en monoterapia o en terapias combinadas, según las características de la artritis reumatoide. Los médicos son los únicos capacitados para esta tarea.

¿Qué es la triple terapia?

La triple terapia es un tratamiento médico en el que se indican 3 fármacos orales de forma paralela para el alivio de los síntomas de la AR. Por lo general, este esquema terapéutico se prescribe cuando no hay respuesta al abordaje con uno o dos medicamentos.

En la mayoría de las personas se combina metotrexato, sulfasalazina e hidroxicloroquina. Otros esquemas combinan el metotrexato junto a drogas biológicas.

Dolor por artritis reumatoide.
El dolor crónico es difícil de sobrellevar. Los pacientes se desaniman con el paso del tiempo y la persistencia de los síntomas.

Ventajas y desventajas de la triple terapia en la artritis reumatoide

Cada uno de los fármacos empleados en el manejo de la artritis reumatoide aporta grandes beneficios. La principal ventaja asociada a la triple terapia es una mayor efectividad en el alivio. Estudios afirman que este plan combinado tiene mayor potencia y mejores resultados.

De igual forma, las personas con artritis reumatoide que reciben triple terapia son capaces de alcanzar una mejoría clínica en menor tiempo, de forma sostenida y con menor riesgo de intensificación de los síntomas. Además, investigaciones han demostrado que la combinación de metotrexato, sulfasalazina e hidroxicloroquina es útil en el ataque agresivo temprano de esta condición.

Esta opción terapéutica muestra importantes ventajas desde el punto de vista de los costos. En este sentido, la terapia triple para la artritis reumatoide es una estrategia más económica en comparación con el uso de medicamentos biológicos de nueva generación, según estudios.

De igual manera, el alivio rápido se asocia con un menor ausentismo laboral.

A pesar de que los medicamentos empleados son relativamente seguros, la principal desventaja de la triple terapia son los eventos adversos asociados a su consumo. La hidroxicloroquina se asocia con rash cutáneo, dolores abdominales y diarrea.

Algunas investigaciones afirman que la sulfasalazina suele producir dolor de cabeza, vértigo, náuseas y vómitos. Por su parte, el metotrexato muestra toxicidad a nivel hepático, pulmonar y hematológico.

Metotrexato tiene toxicidad hepática.
El efecto adverso de toxicidad hepática debe controlarse con laboratorios regulares en estos pacientes.

Una estrategia con grandes beneficios en la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que cuenta con una gran variedad de opciones terapéuticas. Es habitual el uso de metotrexato y de fármacos antiinflamatorios al inicio de la patología. No obstante, la terapia combinada y la estrategia triple muestran una mayor eficacia en el alivio rápido de los síntomas y en la detención del daño articular.

Los médicos reumatólogos son los especialistas encargados de la indicación. Su uso dependerá de la edad, la constitución, el estado general y la gravedad del cuadro.