Nuevas claves moleculares sobre un trastorno del neurodesarrollo

Nuevas claves moleculares sobre un trastorno del neurodesarrollo

El síndrome de Angelman es una enfermedad genética que causa en los pacientes afectados un retraso en el desarrollo, problemas en el habla y el equilibrio, discapacidad intelectual, y a veces convulsiones. Se han identificado mutaciones en el gen HERC2 causantes de un trastorno hereditario del neurodesarrollo con similitudes con síndrome de Angelman. El gen HERC2 codifica para una enzima, una ubiquitina ligasa, enriquecida en el sistema nervioso. En todos los casos identificados de este trastorno hereditario, se ha observado una pérdida total de la proteína HERC2, o niveles muy bajos.

Ahora, un grupo de investigación del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge  y la Universidad de Barcelona liderado por el Dr. José Luís Rosa ha estudiado las vías de señalización celulares afectadas en este trastorno por la mutación más frecuente de HERC2 (c.1781C>T, p.Pro594Leu). Entender mejor cómo las variantes patogénicas afectan a estas vías puede ayudar a definir potenciales nuevas terapias para la enfermedad.

Los resultados publicados en la revista Cellular and Molecular Life Sciences demuestran que las células de pacientes con este trastorno hereditario, o células humanas con deficiencia de la proteína HERC2, tienen sobre activada la respuesta celular al estrés oxidativo. Esto se produce por una activación de una vía de señalización atípica donde participan las proteínas RAF, MKK3 y p38. «Nuestros resultados destacan la inhibición de RAF como una potencial diana terapéutica para las personas con este trastorno hereditario del neurodesarrollo«, indica el Dr. José Luís Rosa, jefe de grupo del IDIBELL y catedrático de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UB.